Las medidas de seguridad que prefieren los españoles para proteger sus viviendas

Basándonos en el estudio de mercado de Sondea del año pasado, podemos asegurar,  apoyándonos en datos, que los tipos de viviendas más vulnerables son los chalets independientes, según la opinión popular de los españoles. Y las medidas preferidas para proteger nuestros inmuebles son la instalación de puertas blindadas (53,55%, las rejas (26,05%), los perros (16,08%) y las alarmas conectadas a una central (14,74%) las alarmas no conectadas a una central ocupan el octavo puesto dentro de la lista de los diez opciones que toman los entrevistados sobre sistemas de seguridad más usados ,que son: El uso rejas en las ventanas, puertas blindadas, perro de vigilancia, alarma conectada a la central, cámaras, detector de incendios, uso de cerraduras electrónicas en las puertas, alarma auto-gestionada, vigilancia privada y por último quedaría no tomar ninguna de las medidas mencionadas. .

La valoración que hacen los españoles sobre la instalación de una alarma es cada vez más positiva. Así, el 53,02% lo contempla como una posibilidad factible en el futuro, el 15,43% no descarta instalarla el año que viene y el 31,55% reconoce que no instalaría una alarma en su hogar o negocio.

Entre las razones que esgrimen para no proteger su propiedad con una alarma están la elevada cuota a pagar (39,72%), el precio de la alarma (35,13%), las posibles incomodidades que pueden suponer en el día a día (20,76%) y la desconfianza al dejar en manos de terceros la vigilancia de su propia casa (12,77%).

Las medidas de seguridad que se adoptan van asociadas al poder adquisitivo de la persona así como a la tipología de la vivienda. De este modo, los varones de edad adulta pertenecientes a una clase social alta, con la vivienda ubicada en los núcleos urbanos recurren a la protección de la puertas blindadas. En el sur peninsular, donde hay un mayor número de viviendas habitadas sólo periodos estacionales, las medidas de seguridad favoritas son las rejas, las alarmas, las cámaras de vigilancia y los perros.

La instalación de una alarma es el sistema de seguridad preferido por  los españoles de clase social alta y con elevados ingresos. Instalan cámaras con el fin disuadir a los ladrones, para controlar la entrada y salida de personas del hogar o negocio y para garantizar la tranquilidad y el bienestar de los suyos.

Sin embargo, las personas de mayor edad con bajos ingresos en sus hogares, que residen en grandes núcleos urbanos y en un segundo piso o superior quienes en mayor medida que el resto no consideran instalar una alarma.

 

También te puede interesar